sábado, 17 de diciembre de 2011

Vitaminas y Minerales para Tu Piel

Tomar vitaminas y minerales para la piel es la mejor forma de nutrirla correctamente si no queremos que se deteriore, pudiendo aparecer piel seca, etc. 

Precursores vegetales de la vitamina A para la piel

Esta es probablemente la vitamina que más contribuye a mantener la piel sana y ayudar al bronceado ya que favorece el desarrollo de pigmentos en la piel. Los beta-carotenos o precursores de la vitamina A no se acumulan, es decir, el organismo sólo absorbe la cantidad que necesita y el resto la desecha. Como fuentes vegetales de pro-vitamina A disponemos de calabaza, mandarina, zanahoria, tomate, albaricoques, zanahorias, espinacas, verduras del mar, yema de huevo, alga espirulina y la alfalfa germinada.

Vitamina C y Colágeno para la piel

La vitamina C es muy necesaria para la salud de la piel, activar sus defensas y otorgar resistencia a las agresiones, particularmente intensas en verano, e interviene en la síntesis del colágeno, proteína que constituye el tejido cutáneo y le otorga sostén. La col blanca cruda en ensalada, el perejil fresco, el pimiento crudo, los kiwis, fresas y frutas cítricas son excelentes fuentes de vitamina C.

Minerales y oligoelementos para la piel

  • Azufre: favorece igualmente la pigmentación de la piel, que se pigmenta mal en ausencia de azufre. En particular guisantes, judías verdes, coles y ajo crudo son ricas en este oligoelemento, también las semillas oleaginosas y el queso tipo gruyere. También los huevos, el pescado y la levadura de cerveza.
  • Silicio: resulta fundamental en la biosíntesis del colágeno, de modo que su carencia produce estrías por pérdida de elasticidad de los tejidos, arrugas y envejecimiento prematuro de la piel. La parte más externa de las verduras verdes, las cáscaras de las semillas, el salvado, la cebolla y los frutos secos son alimentos ricos en silicio. La planta medicinal cola de caballo seca y triturada esparcida por encima de los platos es una buena forma de tomar silicio.
  • Hierro: es un mineral indispensable en la producción de la hemoglobina, gracias a la cual la piel tiene un buen color. Son excelentes fuentes el alga espagueti de mar, el alga espirulina, el polen, la remolacha fresca y la quinoa.
  • Zinc: es un nutriente muy importante para la salud de la piel. Participa junto a la vitamina A en la regeneración del tejido cutáneo, en la síntesis del colágeno y la elastina, componentes importantes del tejido conjuntivo de la piel encargadas de proporcionar elasticidad y tonicidad a la dermis. Las pepitas de calabaza son tal vez una de las fuentes más ricas en este oligoelemento.

Vitamina E y Selenio para la piel

La vitamina E es la vitamina antioxidante por excelencia protege y ayuda a mejorar el tejido celular, contrarresta con eficacia el envejecimiento, ayuda a mejorar la circulación sanguínea, un factor determinante para la salud de la piel.
El alfatocoferol o vitamina E se encuentra fundamentalmente en aceites vegetales y en el germen de los cereales integrales. La vitamina E, el selenio y la vitamina A actúan en conjunto, como un grupo de viejos amigos, por esta razón es importante realizar una dieta muy variada que garantice la presencia de todas las vitaminas antioxidantes a la vez.

Los 5 pilares de una dieta para la piel

  • Predominio de hortalizas crudas y semillas germinadas.
  • Abundancia de zumos de frutas, jugos de verduras e infusiones refrescantes (menta y melisa con limón, por ejemplo)
  • Escaso aporte de sal común.
  • Bajo contenido de grasas y proteínas de origen animal.
  • Abundancia de fibra de cereales integrales.
Evitar enlatados, mariscos, carnes de cerdo, quesos curados o setas y alimentos formadores de ácido úrico como; carne, caldos de carne, pescado, café, té, cacao, chocolate, legumbres secas, azúcares refinados y harina blanca.

Recetas a flor de piel

Ensaladas, verduras al vapor, macedonias frescas y cocciones ligeras son los secretos dietéticos básicos para el cuidado de la piel. En cuanto a saciar la sed y reponer la pérdida de agua a través de la sudación corporal, ricos jugos frescos de frutas y hortalizas e infusiones refrescantes.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

0 comentarios:

Gracias por leernos!... Ayuda a un amigo con tus comentarios...

Publicar un comentario

Gracias por su opinión, es importante para nosotros.

Gracias por leernos!... Que tal Que Corras la Voz en Facebook?..

Redes Sociales

Siguenos en FacebookSiguenos en TwitterMiranos en YouTube